¿Cómo Curarte Con Cristales?

Han sido usados mediante milenios para sanar y dar equilibrio. Funcionan mediante resonancia y vibración.

La mayoría de las enfermedades son producto de una combinación de factores. La alteración suele estar en los niveles sutiles, pudiendo ser emocional o mental, y también puede ser un signo de inquietud o desconexión espiritual.

Los expertos de esta rama de la medicina alternativa dicen que hay desequilibrios energéticos entre el cuerpo y la envoltura biomagnética. También alteraciones causadas por factores medio ambientales o tensión electromagnética. El simple hecho de poner un cristal de turmalina negra o de cuarzo ahumado entre tu persona y la fuente de tensión  puede transformar mágicamente tu vida.

Es que los cristales curan holísticamente, es decir operan a todos los niveles del ser: físico, emocional, mental y espiritual. Equilibran las energías sutiles, disuelven la alteración, llegando a su causa raíz, dice la experta en cristales Judy Hall.

Los cristales colocados a lo largo de los centros de energía espiritual: los siete chakras principales regulan la estasis vibracional corporal, volviendo a equilibrarse mejorando ciertas características de las enfermedades físicas y psicológicas.

Cada chakra está asociado con un color, algunos sanadores colocan sobre la persona cristales del mismo color del chakra, para mejorar el flujo de la energía. De esta forma se limpia de la energía mala o negativa, la cual se cree que causa la enfermedad.

Algunos cristales contienen minerales conocidos por sus propiedades terapéuticas. El cobre, por ejemplo, reduce la hinchazón y la inflamación. La malaquita tiene una alta concentración de cobre que ayuda con las articulaciones y músculos doloridos. Llevar un brazalete de malaquita permite al cuerpo absorber pequeñas cantidades de cobre.

Si quieres tratar el dolor, una señal de que algo va mal en tu cuerpo, puedes hacerlo con cristales. El dolor puede ser un exceso de energía, de un bloqueo o de una debilidad.

Selecciona el cristal

Nada mejor como el lapislázuli o el cuarzo rosa, frescos, calmantes y sedará la energía, mientras que la cornalina la estimulará y el cuarzo catedral será excelente para aliviar el dolor, cualquiera que sea su causa.

Los cristales son maravillosos para tratar el dolor de cabeza. El lapislázuli aliviará rápidamente una migraña. Pero tienes que saber qué causa el dolor. Si es por el estrés, la excelencia está en la amatista, también puedes usar el ámbar o la turquesa situarlos sobre las cejas te relajará. Pero si está relacionado con la alimentación, lo apropiado será la piedra de luna o el citrino, para relajar el estómago.

Puedes ponerlos alrededor de tu cuerpo entre diez y treinta minutos para obtener sus beneficios.