¿Quiénes Son Los Maestros Ascendidos?

Estos excelsos Seres no sólo se interesan en despertar la naturaleza espiritual de los hombres, sino también en todo cuanto contribuye a su bienestar en la Tierra.

Las crónicas de todas las grandes religiones relatan la existencia de hombres perfectos, tan henchidos de la vida divina que repetidamente se los consideró como representantes del mismo Dios.

Estas grandes luces que han salido de todas las tradiciones espirituales del mundo y que se han graduado de la escuela de la Tierra han llegado a ser conocidas como Maestros. Ellos nos demuestran que en el mundo del Espíritu no hay división de razas, religiones o filosofías: hay simplemente unión, dulzura inefable y amor.

Los Maestros Ascendidos fueron en su día personas que vivían en a Tierra al igual que nosotros, que a través de muchas vidas de extraordinaria  devoción y esfuerzo ascendieron a la fuente divina, reuniéndose con el Espíritu.

¿Cómo se convierte uno en maestro y entra en el mundo del cielo?

Estos seres alcanzaron grandes logros sobre sí mismo utilizando la energía del libre albedrío para demostrar dominio en el tiempo y el espacio. Un sendero de evolución espiritual que los empuja hacia la reunión con Dios llamada ascensión en la Luz. Este es el ritual del regreso que Jesús demostró. De ahí el término maestro ascendido.

Todos los hijos y las hijas de Dios tienen una chispa divina, que es el potencial para convertirse en el Cristo interior.

Cuando un maestro ha saldado lo que en el Oriente denominan karma y en Occidente pecado, y cumplió su misión única, asciende a Dios. ¿Qué significa esto? Alcanzó su victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte, así como sobre todo conflicto. Ha transmutado todas las energías que les fueron entregadas alguna vez para que las utilizara en todas las encarnaciones, y así poder ascender a Dios.

Son instructores

Estos maestros son los instructores de la humanidad. Enseñan con el ejemplo cómo evolucionar espiritualmente, y el sendero de que el alma puede reunirse con el Yo Superior, caminar por la Tierra con maestría sobre sí misma, siguiendo los pasos de Jesús como un ser Crístico, y regresar al mundo del cielo al final de una vida de servicio.

Entre estos santos están el Buda Gautama, Maitreya, Jesucristo, San Miguel Arcángel, Moisés, Zaratustra, Melquisedec, la Virgen María, San Francisco, Saint Germain, El Morya, santa Teresa de Lisieux y una cantidad indefinida de siervos de la humanidad.

En este sendero de Cristeidad personal por el cual cada persona puede encontrar el camino de la superación al seguir las leyes de Dios, los maestros hacen patente que nosotros también podemos lograr esa inmortalidad.

Estos iluminados forman parte de  la Gran Hermandad Blanca mencionada en Apocalipsis 7 como la gran multitud de santos “vestidos con ropas blancas” que están ante el trono de Dios.

Amigos de Luz Siguiente Artículo